La bolsa de Japón pierde un 10,5% ante el temor de parálisis económica del país

stop

El banco central inyecta 70.000 millones adicionales para calmar a los mercados

15 de marzo de 2011 (09:17 CET)

La bolsa japonesa perdió más de un 14% tras la jornada negra del lunes, el primer día laborable desde el devastador terremoto y el posterior tsunami, en la que ya perdió más de un 6%. Al final de la jornada hubo una ligera recuperación y la bolsa cerró con un descenso del 10%. El Banco de Japón, en otro intento de garantizar la estabilidad financiera en el país, comunicó en menos de cuatro horas dos inyecciones más de dinero: en total, 70.000 millones de euros adicionales. El anuncio, sin embargo, no calmó los mercados.

El índice Nikkei, el principal indicador de la Bolsa de Tokio, cayó más del 14%, hasta perder la cota de los 9.000 puntos y se sitúa a niveles de hace dos años, aunque luego hubo una recuperación. Esto ha arrastrado el resto de bolsas asiáticas a los números rojos. Hong Kong perdía, por ejemplo, casi un 4%.

La bolsa española, sin embargo, fue de las pocas que cerró en positivo el lunes. El Ibex-35 subió un mínimo 0,17% y el selectivo se situó en 10.415 puntos.

En cambio, en Nueva York, Wall Street terminó con números rojos. El Dow Jones se dejó un 0,43% y se quedó a las puertas de los 12.000 puntos.

De todos modos, la agencia de calificación de riesgo, Moody's, cree que la economía japonesa, la tercera del mundo, tiene suficiente capacidad para absorber la catástrofe y descarta, de momento, una crisis fiscal.

Ahora mismo, las principales empresas del país, como Sony o Toyota, están cerradas y las pérdidas económicas se acumulan. Los problemas de electricidad y las dificultades para desplazarse trabajadores y mercancías complican la recuperación. Francia propone una reunión de los ministros de economía y energía del G20 para analizar el impacto del terremoto de Japón en la economía mundial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad