La caída de la población activa extranjera adelanta un descenso del paro

stop

El colectivo de activos extranjeros disminuye diez veces más que el de autóctonos

30 de abril de 2010 (13:53 CET)

Del análisis de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) se pueden adelantar tendencias. Una de ellas es que, sin que la coyuntura económica deba cambiar radicalmente, es de esperar que las cifras de paro bajen. Esto se ve claramente en un post elaborado por el experto Eduardo Rojo.

Básicamente la idea que surge después de analizar los datos de la EPA es que la crisis está forzando la reducción de la población inmigrada, especialmente de la población activa, con lo que los datos del paro irán recogiendo este fenómeno.

Para Rojo es destacable que la población activa extranjera sea de 3,674 millones, de los que 2,543 millones figuran como ocupados y 1,080 millones como inactivos. En cifra totales, en España viven 4,775 millones de extranjeros mayores de 16 años, con un descenso interanual respecto a la EPA del primer trimestre de 2009 de 20.800 personas. En este sentido, Rojo insiste en el hecho de que es la primera reducción que se produce en los últimos trimestres.

Si comparamos con los datos del cuarto trimestre de 2009, la población activa extranjera ha disminuido en 51.200 personas y en serie interanual la disminución es de 49.800. Esto da una tasa interanual un descenso del 1,36% de la población activa extranjera. Si nos fijamos en los datos de la población autóctona, la población activa ha disminuido en 16.800 personas sobre el trimestre anterior y en 44.800 en datos interanuales, lo que muestra un descenso del 0,13%. Nótese aquí la desproporción entre el colectivo autóctono y el extranjero y aún así, el ritmo de descenso de la población activa extranjera más que dobla el de la nacional en cifras absolutas. De eso puede deducirse que se está produciendo una salida del mercado de extranjeros mucho más importante que la registrada por ciudadanos españoles.

Por lo que se refiere a la serie interanual la población ocupada extranjera disminuye en 123.700 personas y  la población parada sube en 73.900 y la inactiva en 29.000. Por  su parte, la población ocupada española disminuye en 572.900 personas, la población parada se incrementa en 528.100, y la inactiva crece en  107.900 personas.

A destacar que el colectivo de extranjeros tiene una tasa de actividad, es decir, de personas que estando en edad de trabajar lo hacen, mucho más elevada que la española. Ahí van los últimos datos. Entre los extranjeros tasa de actividad es del 77,28%, 20 puntos superior a la de la tasa de la población activa española (57,37%). Concretamente, en este trimestre, la tasa de actividad de los extranjeros ha crecido un 1,16%, mientras que la actividad entre la población española ha disminuido un 0,07%, mientras que en la serie interanual la tasa de actividad de la población autóctona se reduce en un 0'24%, y la de la población extranjera en un 0,71%. ¿Como se explica este desfase? Un elemento a destacar en este sentido es que muchos autóctonos ante la falta de perspectivas laborales han decidido estudiar o ampliar su formación por lo que no figuran como activos, salida que no suelen tomar los extranjeros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad