La "mejor" liga del mundo no es la que más llena los estadios

stop

28 de enero de 2010 (16:05 CET)

Los equipos de fútbol españoles tienen una asignatura pendiente: incrementar el apartado de sus ingresos correspondiente a la explotación de sus instalaciones. El espectáculo de los campos medio vacíos no sólo es deprimente: tiene transcendencia económica directa y negativa.

De acuerdo con los estudios publicados por Futebol finance, la liga española es la tercera con mayor asistencia de público a los campos. En primer lugar está la liga alemana, con un nivel de asistencia medio por encuentro de 42.833 espectadores, seguida de la liga inglesa, con 34.082, mientras que la liga española se sitúa en tercer puesto, con 25.568 espectadores de media por partido.

Pero el interés de las directivas de los equipos de fútbol españoles va también en la línea de mejorar los ingresos en aquel segmento que según varios estudios aún tiene recorrido. Tanto Esteve Calzada, director de la consultora Prime Time Sport y ex director de marketing del Barça, como José María Gay de Liébana, catedrático de la UB y autor de varios informes sobre finanzas deportivas, consideran que dicho objetivo “es complicado, pero no imposible” en el caso del FC Barcelona.

Gay afirma que si en el ejercicio 2002-2003 el club ingresó 37,3 millones por la explotación del Camp Nou, la temporada de 2008 facturó 93,7 millones de euros por esta razón. Pero dicha mejora no se debe tanto a una política destinada a optimizar dichos ingresos si no al nivel bajo del que se partía, especialmente a cusa de la mala situación financiera del club durante la presidencia de Joan Gaspart. Así, Calzada señala que este espectacular aumento de la facturación, de un 151,21%, se debe a que el club redujo el “excesivo” número de invitaciones, aumentó las modalidades de abono e hizo lo propio con los palcos VIP.

El RCD Español también ha mejorado el nivel de ocupación del campo desde que dejó el anterior estadio Lluis Companys, aunque fuentes consultadas del club no han dado datos concretos. En este sentido han reconocido que la nueva situación, con estadio propio da pié a una gestión integral del espacio deportivo usando la nueva instalación no sólo para albergar los partidos de futbol de su equipo si no para todo tipo de espectáculos que puedan reportar fondos, aunque no han aportado cifras sobre lo presupuestado.

De acuerdo con un estudio elaborado por José María Gay Saludas y José María Gay de Liébana, los ingresos del Barça aportados por sus socios y espectadores estaban en tercer lugar de este apartado detrás del apartado televisivo y del marketing y merchandising.

En España, el Real Madrid, que ingresó 118 millones por la explotación del campo la temporada pasada, es quién más ha trabajado en esta dirección. “Las localidades VIP deberían incrementarse hasta los 5.000 asientos con la remodelación del campo”, destaca Calzada. El club ingresaría cerca de 30 millones de euros más anuales, ya que cada localidad cuesta más de 7.000 euros.
Gay apuesta por imitar a equipos como el Arsenal londinense o el Bayern de Munich, que han enfocado sus nuevos estadios más al sector empresarial y de servicios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad