La recuperación en Catalunya, más lenta que en España

stop

El PIB se reducirá un 0,7% en el año aunque crecerá en el cuarto trimestre

Sin título

20 de enero de 2010 (15:15 CET)

La economía catalana empleará todo el año 2010 en poner en marcha su recuperación. De hecho sólo al final de ese ejercicio se darán crecimientos positivos producidos en el sector de los servicios. Esta es una de las conclusiones del estudio que sobre la economía de Catalunya ha presentado Caixa Catalunya por boca del catedrático Josep Oliver. Pero, si se analiza la previsión para el conjunto del año 2010 la economía aún caerá de media un 0,7%, dos décimas más que en el conjunto de España.

Oliver enmarcó las previsiones y los datos respecto a la economía catalana en el contexto de la “peor debacle de la economía desde que se tienen datos”. Esto explica que el conjunto del 2009 registrase para Catalunya una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,5%, que a pesar de todo es menor (-4,1%) de lo que se había estimado. La senda de recuperación está en marcha, así lo destacó Olive al comprara le retroceso del 3,99% del último trimestre de 2009 con el inicio del crecimiento en el mismo trimestre de 2010 que se espera que se sitúe en el 1,2%.

El ámbito que tirará de la recuperación en Cataluña será el de los servicios que también en el último trimestre de 2010 podría empezar a crear puestos de trabajo, a pesar de que el crecimiento global sea sólo incipiente.

A nivel global el empleo se reducirá en el conjunto de 20'10 un 0,7% , lo que comparado con el crecimiento del 8,4% de caída de 2009 indica un inicio de recuperación. La demanda interna tampoco crecerá este año. Su aportación negativa será del 0,8%, lo que muestra también recuperación comparado con el shock que supuso el descenso de 6,1 puntos del ejercicio que ha terminado. En este ámbito el gasto de las familias, que también se hundió en 2009 hasta una reculada del 5% bajará mucho menos, un 1%.

De todo lo anterior se deduce que la tasa de paro en el año que empieza “se mantendrá estable, ligeramente por encima del 16%”, cosa que permitirá, según el estudio de Caixa Catalunya suavizar ligeramente el impacto negativo de la incertidumbre respecto al mercado laboral.

En el año que empieza se mantendrán algunas tónicas, como el descenso de la inversión en bienes de equipo y la contracción más suave de la construcción. Además, las importaciones seguirán cayendo, lo que vinculado a una caída pero menor de las exportaciones aporta saldo positivo del sector exterior a la economía catalana.

El echo de que la economía catalana presente este año perspectivas de recuperación de menor intensidad que las dibujadas por la economía española no supone para Oliver que el peso de la economía catalana haya descendido respecto del conjunto de España si no que se ha reequilibrado el peso de las exportaciones catalanas respecto al extranjero y al resto del estado.

Por sectores productivos el estudio considera que tanto la industria como la construcción seguirán cayendo en 2010, lo que sumará tres años de recesión, aunque con descensos más contenidos, de un 1,3 y un 1,9% respectivamente. Los servicios tendrán también un descenso global de la actividad,l de un 0,7%, aunque el en primer semestre ya se registrarán crecimientos positivos, mientras que el sector primario crecerá un 1%.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad