Lancia Voyager: Un espacioso salón rodante

stop

Concebido como un verdadero devorador de kilómetros, resalta por la amplitud y modularidad de su habitáculo así como por su poblado equipamiento

Quadis lancia Voyager

18 de diciembre de 2012 (18:47 CET)

Anteriormente conocido bajo la enseña de Chrysler, el nuevo Voyager se ha actualizado recientemente coincidiendo con su incorporación a la italiana Lancia. Se trata de un monovolumen de siete plazas que se distingue por ofrecer una excelente habitabilidad gracias a su amplia cabina. No en vano mide 5,2 metros de longitud. Además de la puesta al día de la parrilla y del paragolpes, los cambios en el apartado de diseño con respecto al modelo predecesor se aprecian también en el renovado portón y en las ópticas traseras de estreno con tecnología LED.

Algunas de las mayores cualidades del vehículo residen en su interior. Ofrece un puesto de conducción cómodo y espacioso, reforzado por un asiento fácilmente adaptable a la posición más adecuada gracias a sus regulaciones eléctricas. La destacable ergonomía se suma a una buena calidad de acabados, que ha subido un escalafón paralelamente el cambio de marca.

Se ofrece con un propulsor 2.8 CRD de 163 CV con sistema de inyección common rail. Con él, registra un consumo medio homologado de 7,9 litros cada 100 kilómetros, mientras que sus emisiones de CO2 son de 207 g/km. Esta mecánica ha recibido mejoras en materia de admisión y gases de escape y, además, ahora es más silenciosa que antes. Va asociada a una caja de cambios automática de seis velocidades.

Posibilidades de elección ampliadas

Aunque en un primer momento sólo se ofrecía con el acabado Gold, a mediados de año se incorporaron a la gama dos nuevas versiones del Voyager. Por un lado se encuentra el acabado de entrada, denominado Silver, mientras que por el otro se halla el más lujoso, llamado Platinum. El completísimo equipamiento de éste último incluye llantas de 17 pulgadas, faros de xenón, barras de techo y retrovisores cromados así como tapicería de piel negra y Alcántara. También cuenta con palanca de cambios y volante multifunción revestido en piel y asientos calefactables y regulables eléctricamente con memoria. Los precios del Voyager se sitúan entre los 40.800 euros del acabado básico Silver y los 49.790 del comentado Platinum.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad