Las farmacéuticas acusan a la sanidad valenciana de competencia desleal

stop

Exigen a la 'conselleria' que retire el fraccionamiento de envases de medicamentos

19 de septiembre de 2013 (20:02 CET)

La industria farmacéutica está que echa chispas con la Conselleria de Sanitat que dirige Manuel Llombart. La decisión de la administración valenciana del fraccionamiento de envases de medicamentos no ha sido un plato de buen gusto. De hecho, las farmacéuticas aseguran que se trata de una competencia desleal que no están dispuestas a aceptar.

Esta nueva medida supone que, en determinados medicamentos para unas patologías muy concretas, el paciente ya no los obtendrá de la propia farmacia, sino que, a partir de ahora, los recogerá en los propios centros sanitarios.

Modificar las dosis

Farmaindustria se queja de que estos fármacos salen del laboratorio, tras pasar todos los controles pertinentes, y en lugar de suministrarse con las dosis pertinentes desde las oficinas de farmacia, ahora en el hospital se podrán manipular las cantidades. “De un envase se van a poder hacer dos. Las cantidades se podrán modificar sin los controles pertinentes. Se están saltando la normativa”, aseguran fuentes del sector a Economía Digital.

Del mismo modo, insisten en que ya han trasladado su malestar a la Generalitat Valenciana y, más concretamente, al departamento liderado por Llombart. “Todavía no nos han respondido, pero si no dan marcha atrás tomaremos las acciones legales pertinentes”, subrayan.

Amenaza para el negocio farmacéutico

En su defensa, fuentes de Sanitat aseguran que han apostado por esta iniciativa para facilitar el control de la enfermedad y mejorar los tratamientos farmacológicos. “Se trata de patologías crónicas, con alto coste social y requerimientos socio-sanitarios, con una toxicidad importante en caso de errores de medicación”, matizan.

Insisten en que son sólo tres fármacos, cuya mala administración puede suponer importantes riesgos para la salud. Sin embargo, esto no ocurre si las dosis se adaptan a las necesidades del paciente, argumentan.

Sea como fuere, las farmacéuticas han visto amenazado su negocio ante la posible manipulación de los centros médicos de las dosis y harán lo posible para que el gobierno valenciano dé marcha atrás.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad