Los 450 euros de Rajoy sólo beneficiarán al 15% de los parados sin prestación

stop

La medida estrella del gobierno excluirá a parados con cualquier tipo de ayuda, incluida la de autonomías o ayuntamientos, por lo que sólo beneficiará a 300.000 desempleados. Los sindicatos sospechan que el gobierno pondrá trabajas para el cobro

Cola de parados ante una oficina de empleo

Madrid , 05 de diciembre de 2014 (20:23 CET)

La medida social estrella del gobierno de Mariano Rajoy, los 450 euros que cobrarán los desempleados de larga duración sin ningún tipo de ingreso, sólo beneficiará al 15% de los parados sin ayudas, según los datos del propio Ministerio de Empleo. Las exigencias del gobierno de excluir también a quienes tengan ayudas económicas autonómicas y de ayuntamientos dejarán el subsidio sólo para 300.000 parados.

La medida, que intentará paliar las peores consecuencias de la crisis entre los desempleados con pocas posibilidades inmediatas de recolocación, sólo se mantendrá en vigor durante seis meses. Los sindicatos tienen el temor de que el gobierno intente poner trabas al acceso a las ayudas, ya que, según los datos de las grandes agrupaciones CCOO y UGT, hay medio millón de parados en España que cumple con los requisitos fijados por el gobierno para otorgar las nuevas ayudas. Es decir, 200.000 personas con derecho teórico al nuevo subsidio quedarán fuera.

Crecen los vulnerables

Los desempleados en España que el año pasado no recibían ningún ingreso, suponían el 40% de los parados, pero el porcentaje va en aumento. Este año, la cifra se ha elevado al 43%, según los datos del ministerio de Empleo. El gobierno de Rajoy aprobó, en pleno auge de la crisis, la reducción del 50% de la paga por desempleo al sexto mes de prestación, una medida que el gobierno intenta ahora atenuar con sus nuevas ayudas.

Con más desempleados sin ingresos, un mayor descontento social y el auge en las encuestas del partido que promete hacer trizas el sistema, Podemos, el gobierno de Mariano Rajoy está decidido a imprimir un tinte más social a su último año de legislatura. Además de la reforma fiscal que dejará más renta disponible a los trabajadores con menos ingresos, el gobierno pondrá en marcha de forma excepcional el subsidio de los 450 euros cuya repartición terminará en diciembre, el mes en el que están previstas las elecciones generales.

La presión de Bruselas

Mientras el gobierno de intenta relajar la férrea doctrina numérica y contable que ha aplicado desde que ha llegado a Moncloa, Bruselas advierte al equipo de Rajoy del riesgo elevado de incumplimiento de déficit, máxime en año electoral en ayuntamientos, comunidades autónomas y gobierno central.

Europa ya ha llamado la atención de Bélgica, España, Francia, Italia, Malta, Austria y Portugal por los elevados riesgo de incumplimiento de déficit para el próximo año. El ejecutivo comunitario asegura que el mayor riesgo de España sigue siendo su elevado endeudamiento público y privado, además de sus niveles de desempleo dramáticos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad