Los españoles aumentan el gasto en lotería de Navidad por primera vez desde la crisis

stop

El presupuesto medio de la inversión para tentar la suerte del gordo ronda los 60 euros por persona

Números de lotería española

25 de noviembre de 2014 (14:12 CET)

Cada español gastará este año más dinero que el pasado en adquirir billetes de la lotería de Navidad que se sortea el 22 de diciembre. Según la histórica administración Valdés, el gasto medio podría alcanzar los 60 euros, otras fuentes, aun admitiendo que el gasto aumentará, no son tan optimistas.

El año pasado la media fue 50 euros, cuatro menos que en el 2012 y casi un 20% menos que en 2009, pero a estas alturas de noviembre y por el ritmo de la demanda parece claro que habrá más compras que en el 2013.

Los premios mejoran

Además, el primer premio ha aumentado. Los décimos que ganen el gordo no se llevarán 300.000 euros, sino 400.000. Y el segundo premio también mejora, en este caso con 250.000 euros.

Como siempre ocurre, los jugadores muestran predilección por unas terminaciones e incluso por un número. En este caso, el que se lleva la palma es el 48.677, el mismo número que obtuvo el primer premio en la Navidad de 1966, y que ya se ha agotado en numeras administraciones de lotería.

Paralelismos premonitores

Y es que hay muchos paralelismos entre ese año y 2014: entonces y ahora fue el mismo país ganó el premio de Eurovisión, el mismo equipo ganó la Liga, como ocurrió con la Champions; y la selección española también fue eliminada del Mundial. Esas son las razones para que el 48.677 sea el más solicitado.

En el podio también figuran la fecha de los atentados contra las Torres Gemelas (11.901), el día de la abdicación de Juan Carlos (02.614) o la coronación de su hijo (19.614).

Y fechas como el inicio de la II República (14431), el comienzo de la Guerra Civil española (18736), la ratificación de la actual Constitución española, (61278), el golpe de estado del 23-F (23281), o más recientemente el día de la boda de los Príncipes de Asturias (22504), se han convertido también en reclamos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad