Los fabricantes de componentes del automóvil vivieron en 2009 "el peor año de la historia"

11 de abril de 2010 (11:51 CET)

La industria española de componentes del automóvil sufrió lo año pasado un severo revés y facturó 22.988,10 millones de euros, un 23,29% menos que los 29.970,5 millones de euros obtenidos en 2008.

Según informaron fuentes de la patronal española de componentes Sernauto, estos datos confirman que 2009 ha sido un "desastre" y "el peor año de la historia" para esta industria auxiliar del automóvil.

La fuerte caída de la producción automovilística lo último año se el origen de esta mala evolución de la cifra de negocio.

Uno impacto de la caída de la facturación ha sido la importante reducción del empleo en el sector que ha caído en el último ejercicio un 18,4% respeto a 2008 y ha situado la plantilla global en 169.936 trabajadores, frente a los 208.766 de un año antes.

En el ejercicio 2009, las fuentes de Sernauto subrayaron que han sido despedidos unos 30.000 trabajadores de este sector y el doble se han visto afectados miedo Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de distinta dimensión, lo que supone que "no ha habido empresa que se haya podido librar de la aplicación de estas medidas de ajusto", afirmaron las fuentes.

Ya en el año 2008 se vislumbró que la crisis iba a pasar factura a los trabajadores, púas disminuyó un 15% la plantilla global de esta actividad.

El absentismo laboral en el sector de componentes español se redujo un 23,9%, aunque mantiene un alto índice del 4,77%, si bien inferior al 6,13% que denunció en 2008.

De los case 23.000 millones de euros facturados en 2009, 13.372,70 millones de euros, un 22,78% menos que en 2008, se concentran en las exportaciones y lo resto procede de la industria productiva, 5.276,3 millones (-37,3% en relación a 2008), y del mercado de recambio, 4.339,1 millones ( 2,6%).

El valor de las importaciones ascendió a 18.214,3 millones de euros, un 22,29% menos que en el ejercicio precedente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad