Los jefes de Expedia: "Los hoteles se quejan de nuestras comisiones, pero todos trabajan con nosotros" 

stop

AGENCIA DE VIAJES 'ON-LINE'

Madrid , 24 de marzo de 2015 (00:00 CET)

Expedia nació como una red corporativa dentro de Microsoft con la que los empleados compraban sus vuelos aéreos pero, 14 años después de su andadura como empresa independiente, se ha convertido en la segunda mayor agencia de viajes del mundo y la primera en el mercado europeo con más de 50.000 millones de dólares (unos 46 millones de euros) de facturación al año.

El crecimiento de la compañía, con delegaciones en más de 30 países, se acelera mientras crecen sus marcas corporativas entre las que se encuentran Expedia, Hotels.com, Trivago, Venere, Orbitz, la china eLong y la australiana Wotif.com.

Los directores de Expedia explican que el crecimiento de la compañía parece indetenible: aumentan las reservaciones, el número de hoteles, las adquisiciones empresariales y la cantidad de turistas que llegan a España través de este monstruo de agencia de viajes.

La directora general para España y Portugal de Expedia, Carrie Davidson, explica que España no es ajena al auge de la agencia de viajes en Internet: ha experimentado el 28% de aumento en 2014 en el número de habitaciones vendidas. La buena noticia para los hoteles, tradicionalmente celosos de las comisiones de los intermediarios, es que el precio medio de la habitación ha aumentado el 9%.

Las reticencias

Mientras las agencias de viaje online caminan a paso de vencedores, los hoteles muestran reticencias sobre las comisiones de estos intermediarios, tan criticados como necesarios para la captación de nuevos clientes. "Siempre se quejan de las comisiones pero estamos trabajando con todos. Estamos intentando ser más flexibles para crear nuevos modelos", explica Davidson.

En base a las críticas de los pequeños hoteleros que ven como un 20% de su facturación se esfuma a través de los buscadores, el director para Europa, Medio Oriente y América Latina, Luis Hurtado de Mendoza, explica que las comisiones han bajado desde el 30% al inicio de sus operaciones hasta el 15% en el mejor de los casos para los hoteleros en la actualidad.

"Las cadenas tienen que llenar hoteles, atraer a nuevas nacionalidades. Captar los clientes cada día es más caro. A nosotros nos cuesta dinero: hay que captarlos por televisión y buscadores de internet que cada día cobran más. Invertimos 600 millones de euros en tecnología al año", agrega el director regional de la compañía.

La inversión tecnológica es precisamente la que hace a la empresa a anticiparse rápidamente a las tendencias de mercado. Saben las fotos que más venden (piscinas en vez de fachadas de hotel en verano), las opciones más buscadas por países o por edades. Este año el lineamiento parece claro: aumentará la llegada de turistas estadounidenses por el dólar fuerte y Canarias se beneficia ya con la captación de turistas que cancelaron sus vacaciones en Túnez por los atentados terroristas. Y la compañía ya ha reaccionado, en un pestañeo. No ha tardado en buscar nuevos descuentos y ofertas añadidas. Es lo que le corresponde a un gigante de los viajes en Internet.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad