Los Osborne dan el visto bueno a las cuentas del Grupo

stop

RESULTADOS

El presidente del Grupo, Tomás Osborne

21 de mayo de 2012 (18:47 CET)

Hoy El Puerto de Santa María (Cádiz) se ha vestido de fiesta para recibir a los cerca de dos centenares de accionistas del Grupo Osborne, todos ello pertenecientes a la familia en mayor o menor afinidad, para aprobar la cuenta de resultados del pasado ejercicio.

La reunión no ha dado oportunidad de echar las campanas al vuelo ya que todos los epígrafes han ido a la baja, consecuencia de la venta a principios de 2011 de la división de aguas, con Solan de Cabras como estandarte.

El ingreso proveniente de la venta, aproximadamente unos 25 millones, se destinó a la recompra de un paquete de acciones (15%) en manos de los antiguos propietarios de Solan de Cabras, -los Del Pozo-, ajenos a la familia, y a reducir su deuda a la mitad.

Caída del 6% del Ebitda

Así, la facturación pasó de los 248 millones de euros en 2010 a los 207 millones en 2011 mientras que el Ebitda se redujo cerca de un 6% hasta los 33 millones.

Por unidades de negocio, Bebidas y Vinos representa el 71% de la contribución del grupo y la unidad de Ibéricos -donde se incluye el negocio de Restaurantes- aporta el 29% restante. Geográficamente, el negocio internacional representa ya el 19% de la contribución, correspondiendo el 81% restante al mercado doméstico.

El presidente del grupo, Tomas Osborne Gamero-Cívico, destacó en el discurso ante la familia que se aumentaron las ventas de bebidas espirituosas en España en un 12%; también el lanzamiento de su nueva línea de negocio de franquicias de Toro con la apertura de dos tiendas en Madrid y Salamanca, y la apertura de cuatro nuevos restaurantes de la cadena 5J situados en Madrid, Barcelona y Lisboa.

Perspectivas y objetivos para el 2012

Las perspectivas de la compañía para el ejercicio en curso son razonablemente optimistas, dentro de un contexto de crisis económica y de descenso generalizado del consumo.

El plan estratégico del grupo para este ejercicio persigue el fortalecimiento de sus principales marcas apostando por mejorar su posicion premium, a la vez que se impulsa el negocio internacional.

El presidente está claramente orientado a reforzar el negocio mediante operaciones de crecimiento inorgánico –adquisiciones, alianzas…- que generen valor al accionista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad