Los zapatos Wonders pisan fuerte en China

stop

La firma valenciana crea una empresa de distribución para afianzarse en el mercado asiático pero con producción 'made in Spain'

15 de junio de 2012 (18:46 CET)

Los chinos son fuertes competidores en volumen de producción, en acabados e incluso en diseño pero, a pesar de ello, los fabricantes españoles tienen algo que les hace distintos a los ojos de los asiáticos. “Lo importante es ofrecer una calidad a un precio correcto buscando mucha moda y confort”, detalla el gerente de la compañía Wonders, Rubén Carbonell, quien ha visto desde pequeño como crecía el grupo que fundó hace años su abuelo.

Esta empresa familiar de Elche (Alicante) apuesta fuerte por el made in Spain que, según confiesa, tanto gusta en China. Por ello, Wonders está presente desde hace un lustro en el país con una apuesta fuerte. “Estamos a punto de cerrar un acuerdo con un socio chino para entrar a muerte en el país con una nueva sociedad de distribución”, lo que significará oficinas, un almacén y un socio allí, asegura Carbonell, que insiste en no dar más detalles hasta que no se formalicen las negociaciones.

Las ventas de grupo, que el año pasado crecieron en un 10%, ascienden a más de 28 millones de euros, con 800.000 pares fabricados en 2011 entre las cinco factorías que posee, todas ellas en Alicante. El éxito, según puntualiza Carbonell, es “habernos volcado en la exportación desde hace casi 15 años”.

Primero China y después Brasil


En lugar de enfocar el negocio en abrirse a nuevos mercados, Carbonell confiesa que la vista está puesta en “consolidarse en Asia” y fortalecer las ventas en Corea, Japón pero, sobre todo, “vender mucho en China porque es nuestro gran caballo de batalla”.

Los proyectos a largo plazo de Wonders no sólo pasan por aumentar “el volumen y la capacidad de compra” en los países asiáticos, sino también por entrar en Brasil, India y Tailandia. Aunque para ello, insiste Carbonell, hay que vencer algunos obstáculos, como el de los aranceles en Brasil que dificultan los acuerdos comerciales.

Falta impulso del Gobierno

La postura firme de algunas compañías de vender la marca española como muestra de calidad y buen hacer no se ve reforzada por parte de los gobiernos. “Los políticos no nos ayudan mucho en España”, explica Carbonell. El alicantino matiza que hace falta un impulso gubernamental a las compañías que producen en España. “Falta vender más la marca de nuestro país como ya se ha hecho con Custo o Ferran Adrià”.

Para Carbonell es necesario transmitir que en España existen firmas que “a parte de hacer zapatos bonitos, los hacemos cómodos y tenemos una gran capacidad de reacción con colecciones para diferentes países y gran especialización” y todo ello con un equipo de 300 personas “que trabajan con ese objetivo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad