Martínez-Sampere se arremanga para liderar el PSC de BCN

stop

La diputada presenta su candidatura a las primarias con un discurso para aglutinar al socialismo

04 de febrero de 2014 (23:59 CET)

Rocío Martínez-Sampere se arremanga. La diputada en el Parlament ha presentado este martes su candidatura a las primarias del PSC en Barcelona. Por delante, tiene trabajo. Su proyecto aspira a aglutinar a un partido dividido por el debate nacionalista.



La socialista sabe que juega en terreno desconocido. Ella mismo ha reconocido que su trayectoria ha estado siempre ligada al mundo teórico y posteriormente a la política autonómica. No obstante, se siente heredera de las ideas que llevaron a cabo todos los alcaldes del PSC que gobernaron la ciudad, de Narcís Serra a Jordi Hereu, pasando por Jordi Clos y obviamente Pasqual Maragall. El reto de su candidatura es moldear su imagen de profesional sobradamente preparada a la cercanía que requiere la política municipal.

Debate nacionalista

La primera prueba ha sido superada. Martínez-Sampere ha estado acompañada por amigos y familiares al acto celebrado en el Museu de Historia de Barcelona. Ha sido espontánea, sobreponiéndose a algún que otro contratiempo técnico y bajando de la pequeña tarima para hablar de tu a tu con los allí reunidos. Entre ellos, se distinguían algunos miembros del partido como Fabian Mohedano y Jordi del Río o el veterano Raimon Martínez Fraile. Virtualmente, también la han acompañado en un vídeo ex compañeros de su paso por la London School of Economics and Political Science.

La socialista, vinculada al sector crítico, ha entrado de lleno en la cuestión nacionalista que asedia al partido. "No quiero ni me puedo abstener de lo que está pasando en mi país, en Catalunya", ha asegurado para luego indicar que ese reto se debe encarar sin romper la "cohesión civil".

Síntesis de corrientes

La candidata ha indicado que en su proyecto caben todas las facciones del PSC. "Es una síntesis de todos vosotros", ha dicho al público. "En este partido hay más debate sobre quien falta que sobre convencer para sumar", ha criticado.

Para evitar caer en errores parecidos, ha pedido que quien la avale debe acompañar el documento con una idea para el proyecto.

La ciudad


"Barcelona tiene riqueza suficiente para solucionar los problemas que se viven en el interior de las viviendas de los ciudadanos", ha asegurado. Martínez-Sampere ha señalado que los problemas de la urbe no son los mismos que cuando el PSC gobernaba, pero ha asegurado que los principios del partido siguen siendo buenos para combatirlos.

También ha pedido reactivar la economía con una idea clara: Barcelona no puede ser únicamente una ciudad mostrador, debe ser una ciudad taller.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad