Más de 56 muertos en el accidente de tren de Santiago

stop

Los bomberos y servicios sanitarios continúan en la zona atendiendo a decenas de heridos

24 de julio de 2013 (23:03 CET)

Un tren Alvia que hacía la ruta entre Madrid y Ferrol descarriló en una curva cerrada a la altura de Argois, a tres kilómetros del casco urbano de Santiago de Compostela, vistiendo a Galicia de luto en la víspera de su fiesta nacional. Volcaron nueve vagones. Las víctimas mortales son más de 60, según ha confirmado la delegación del Gobierno en la comunidad, mientras los servicios sanitarios continúan atendiendo a las decenas de heridos.

El accidente se produjo sobre las 20.45 horas provocando un gran estruendo. Unos seis vagones quedaron de un lado del puente y otros cuatro, desenganchados del resto, se desplazaron al otro lado junto con la máquina. Se desconocen las causas del siniestro.

Solidaridad, en medio del caos


Hasta la zona se han desplazado efectivos de la Policía Nacional, la Policía Local, los bomberos y más de una decena de ambulancias medicalizadas. La zona está colapsada. Junto a las autoridades sanitarias y los cuerpos de seguridad, vecinos de la zona están colaborando para desplazar a los heridos, ofreciéndoles mantas y refugio en sus propias viviendas. Una columna de humo continúa en el lugar del accidente.

Teléfono de información

La Policía de Santiago ha puesto un teléfono de información a disposición de los familiares de las personas afectadas que viajaban en el tren. El teléfono de atención a los familiares, en el que se facilitará la información que vayan recibiendo los servicios de emergencias sobre el accidente, es el 981.551.100.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad