MasVisión expande su modelo de gafas 'low cost' en España

stop

La cadena tiene previsto abrir entre 10 y 15 franquicias cada año. Apuesta por ampliar su presencia en los centros comerciales con tiendas propias

06 de julio de 2012 (20:03 CET)

MasVisión cambió de estrategia hace dos años implantando un concepto de óptica low cost que le ha permitido crear una red de tiendas cercana a los 80 puntos de venta y 350 empleados. Esta estrategia comercial de ofrecer gafas graduadas más baratas con marcas propias ha tenido una buena acogida entre los clientes españoles, sobre todo, por la crisis. De este modo, el grupo pretende afianzar su posición con una decena de aperturas cada año.

“La gente ahora busca calidad, un buen cristal y la marca queda a un lado”, explica el director de marketing, Sergi Montserrat. Estas necesidades han cambiado el mundo de la óptica en España en el que MasVisión ha conseguido hacerse un hueco con un cuota de mercado del 3,4%.

Como consecuencia, la firma --que fue adquirida por el grupo internacional Gran Vision y es originaria de la Comunitat Valenciana-- quiere afianzar su posición en el mercado nacional con la apertura de nuevas franquicias y tiendas propias.

Plan de expansión


“Hemos abierto recientemente dos tiendas, una en Barcelona y otra en Madrid, una franquicia en Tenerife y el pasado jueves en Sant Feliu”. Las expectativas de la compañía se centran en abrir cinco franquicias más durante 2012, una óptica propia en Zaragoza después de verano y ampliar en 10 o 15 franquicias la estructura comercial del grupo cada año.

El modelo de fanquicia, cada vez más utilizado por las grandes cadenas para expandirse, permite con un coste medio de 140.000 euros y un local de 130 metros cudrados abrir una óptica sin necesidad de tener stock. “Trabajamos bajo demanda lo que abarata los costes del franquiciado. Sólo disponemos de los modelos que tenemos en las estanterías”.

Asimismo, la compañía ha enfocado en los centros comerciales la estrategia de expansión nacional de establecimientos propias "porque hay más afluencia de gente y son zonas de mayor volumen de ventas", apunta Montessat. Las franquicias, por otra parte, se ubican a pie de calle donde los alquileres son más asequibles.

Guerra de precios

Los dos proveedores de la matriz GranVision, el de cristal en Alemania y el de monturas en Francia, le ofrece a su filial española la posibilidad de crear productos personalizados con unos costes materiales muy bajos. “En el mercado ahora hay una guerra de precios muy fuerte y nosotros ofrecemos las tarifas más bajas porque trabajamos con marcas propias excepto en la línea de gafas de sol donde el usuario busca algo de una deteminada firma”.

La estrategia de precios low cost que comenzó a gestar MasVisión en 2008 ha conducido a varias cadenas del sector a reducir los precios y generar un amplio escaparate de modelos. Muestra de ello las promociones especiales han aumentado y que "la inversión de las ópticas en promoción televisiva en mayo ha sido la mayor de los últimos seis años”, comenta Montserrat para ejemplificar la situación actual en la que está inmersa el sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad