Al satélite IMAGE le está costando despertar de su sueño de 12 años

stop