Bangor, Maine, el aeropuerto con más aterrizajes de emergencia del mundo

stop