China usará un «puente formado por urracas» para comunicarse con una sonda

stop