Después de seis años los robots logran acceder al reactor de Fukushima

stop