El año que viene navegará el primer buque de carga eléctrico y autónomo

stop