El brazo robot de la Estación Espacial Internacional ya tiene dos manos nue

stop