El calentamiento global reduce el agujero de ozono a niveles de 1988

stop