El día que dos cazas a reacción no pudieron derribar un caza a hélice

stop