El «truco de la moneda» para abrir coches es un bulo de internet

stop