Es Navidad otra vez: desenvolviendo un Concorde

stop