Greenpeace alerta sobre el riesgo de la central nuclear flotante

stop