Hay negocio en el reconocimiento automático de matrículas

stop