La ESA desarrolla un motor de iones que usa aire como combustible

stop