La NASA comprueba que el telescopio James Webb es capaz de llamar a casa

stop