Los dos tropiezos de seguridad tecnológica de la semana: Cloudflare y SHA-1

stop