Los «personal movers» BMW son una especie de patinetes venidos a más

stop