Myst celebra su 25º aniversario con una reedición del clásico videojuego

stop