Por qué los coches autónomos necesitan tantos sensores diferentes

stop