Porsche muestra su 911 más salvaje en la convención de videojuegos E3

stop