Sufrimos angustiados con Blade Runner 2049, pero no deberíamos preocuparnos

stop