Un walkman minimalista hasta el extremo

stop