Una artística pistola que dispara lágrimas

stop