Montoro: el PP está "incómodo" con las autonomías que no permiten las fusiones de cajas

stop

19 de noviembre de 2009 (20:22 CET)

El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, aseguró este jueves que la dirección nacional del partido no impulsa ni gestiona ninguna fusión entre cajas de ahorros, pero sí está "muy incómoda" con la actitud de las autonomías, que "se cierran" y no facilitan la reestructuración del sistema financiero.

En un encuentro con periodistas, Montoro explicó que el PP tiene constancia de que el Banco de España se está poniendo en contacto con los gobiernos autonómicos para decirles "tenéis este problema en casa" (en alusión a una caja de ahorros) y la reacción de estos es "cerrarse y no salir a buscar novias para sus entidades".

Esta actitud no gusta al PP y supongo que tampoco le gustará al Banco de España, dijo Montoro, pero la dirección nacional no impulsa ninguna operación "entre otras cosas, porque no hace falta".

Eso sí, puntualizó que la reestructuración que debe acometerse es tan grande que es "imposible que se quiera hacer sólo con el vecino de al lado".

Para evitar que se produzcan los "recelos" autonómicos, el portavoz de Economía del principal partido de la oposición instó una vez más que se elimine el veto autonómico, para que la reestructuración del sistema financiero sea posible y no se produzcan únicamente "engendros".

Uno de ellos sería la propuesta de Cajastur para fusionarse con Caja Castilla La Mancha, ya que se hace a través de un banco que la entidad asturiana tenía inactivo y al que traslada el negocio financiero de la entidad castellanomanchega.

Esta fórmula supone la bancarización de la entidad, aunque sea parcial, porque detrás de ese banco ahora está una caja pero nadie sabe lo que pasará en el futuro, explicó Montoro.

Castilla La Mancha se ha quedado sin caja, se está privatizando la entidad y posiblemente con ello se esté incumpliendo la ley vigente, advirtió el diputado, quien insistió en que la formación política a la que pertenece no quiere que las cajas se desnaturalicen y para ello promoverá una iniciativa de ley.

No obstante, el dirigente popular pidió que se clarifique si este tipo de operaciones son legalmente posibles y subrayó que el PP dice "sí" a todas las fórmulas posibles de fusión entre entidades, ya sean de una misma región como de diferentes territorios.

Durante el encuentro, Montoro también tuvo críticas para el Gobierno al considerar que la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, se inhibe también en estos asuntos.

Es "delirante" que la vicepresidenta segunda diga que las cajas no son su negociado sino del Banco de España, porque aunque este organismo ejerce de médico y diagnóstica la situación de cada entidad, el Gobierno "no puede dejarse de sus funciones".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad