MRW impulsa con sus clientes la responsabilidad social corporativa en tiempos de crisis

stop

INICIATIVA PIONERA

18 de enero de 2012 (14:34 CET)

MRW ha celebrado los primeros encuentros de su recién creado Grupo de Responsabilidad Social Clientes, una iniciativa que reunió a directivos de la propia compañía y de sus principales clientes para debatir sobre la responsabilidad social corporativa (RSC) y su papel en la coyuntura económica actual.

A las jornadas asistieron los principales responsables en esta materia de las empresas de Unilever España, Novartis, Arbora&Ausonia, La Caixa, Bayer y Sanofi, en Barcelona y de Sanitas, Vodafone, 3M, ING Direct, Mapfre y Western Union, en Madrid.

Ante el debate surgido en los últimos meses acerca de las dificultades económicas para continuar implementando las políticas de responsabilidad social en el sector empresarial, las empresas asistentes coincidieron en señalar que, por el contrario, es en este momento cuando el sector privado tiene más desafíos y responsabilidades. Por ejemplo, se puso de manifiesto que se debe seguir insistiendo en la incorporación de la responsabilidad social a la cadena de suministro, aunque el grado de exigencia varíe según las empresas.

Algunas de ellas compartieron los mecanismos que utilizan para la selección de proveedores, tales como la aplicación rigurosa de sus códigos éticos, la realización de
encuestas en función del tamaño del proveedor bajo los principios del Pacto Mundial e, incluso, tener como requisito su adhesión al Pacto Mundial.

A nivel interno, el grupo de trabajo concluyó que las empresas deben procurar mantener la plantilla y
contribuir a la generación de empleo en la medida de sus posibilidades.

Conciencia social

Adicionalmente, existe consenso en que la crisis ha servido para aumentar la conciencia social de los empleados y otros grupos de interés, razón por la cual en la reunión se identificó la importancia de apoyar, desde la dirección, las iniciativas solidarias que ellos propongan.

Como parte de las conclusiones, los reunidos creen que los empleados y la sociedad en general solicitan a las
empresas ser más solidarias en tiempos de crisis. El reto es dirigir sus esfuerzos de responsabilidad social directamente al desarrollo del país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad