Nokia y Microsoft se alían para comerse a Apple y Android

stop

Las dos compañías trabajarán juntas en rediseñar el Windows Phone, del que se esperan más novedades en el Mobile World Congress que empieza el lunes en Fira de Barcelona

11 de febrero de 2011 (20:40 CET)

Los rumores se han confirmado. Tras las lágrimas de su CEO, Stephen Elop, este viernes Nokia ha anunciado una alianza con Microsoft para intentar comerse al todopoderoso Apple y a Android, el gran número dos del mercado de los smartphones. Este objetivo se perseguirá con el Windows Phone, mejorando el ecosistema de aplicaciones que actualmente tiene la plataforma. Dos de los cambios que ya han sido anunciados son el sistema de mapas y las imágenes, unos campos que quedarán en manos de los finlandeses.

Otro de los puntos estratégicos en los que las compañías han puesto el acento es en el conocimiento de Nokia en diseñar hardware. Y es que se busca jugar con el precio para conseguir que el Windows Phone sea accesible a más segmentos de mercado y emplazamientos geográficos. Aquí también se debe tener en cuenta los acuerdos de facturación con operadores que tiene rubricado la empresa liderada por Elop, muy importantes en los países donde el uso de tarjetas de crédito es baja.

Los detalles específicos del acuerdo aún se están preparando. Eso sí, se espera más información en el Mobile World Congres que desde el próximo lunes hasta el jueves tendrá lugar en Fira de Barcelona. De hecho, durante el primer día del evento el número dos de Bill Gates, Steve Ballmer, participará en una de las conferencias que están programadas. El lunes también es el día elegido por Nokia para enseñar las novedades del grupo en su stand.

MeeGo, un sistema abierto

Por otro lado, los finlandeses ha reconocido que MeeGo pasará a ser “un proyecto de sistema operativo móvil abierto”. En un comunicado han afirmado que continúan con sus planes para presentar terminales basados en este software “más adelante”. Asimismo, Symbian se convertirá “en una plataforma de concesión”. Nokia prevé vender 150 millones de estos terminales “en los próximos años”.

El pacto con Microsoft también implica cambios en la estructura operativa y la estructura básica de la compañía. Alberto Torres dimite y el equipo de liderazgo de Nokia (han cambiado el nombre del consejo ejecutivo) estará encabezado por Elop junto a Esko Aho (relaciones corporativas y responsabilidad); Mary McDowell (responsable de móviles); Niklas Savander (mercados); Tero Ojanpera (experiencia de servicios y desarrollo); Rich Green (tecnología); Timo Ihamuotila (finanzas); Kai Oistamo (desarrollo corporativo); Juha Akras (recursos huamos) y Louise Pentland (legal y propiedad intelectual). También estarán presentes Jerri DeVard, Colin Giles y Jo Harlow.

Finalmente, Nokia se dividirá en dos unidades de negocio diferenciadas: dispositivos inteligentes y móviles.

Baja la cotización

Tras el anuncio, las acciones de Nokia se han desplomado en el EuroStoxx 50. Los mercados esperavan este anuncio, la empresa había dado muchas pistas en este sentido, pero se ha interpretado como una debilidad del grupo. 

Precisamente el mismo Elop reconocía este miércoles que habían perdido el tren el el mercado de los smartphones. Para responder a las dudas sobre la operación junto a Microsoft, el CEO acaba de anunciar su presencia este domingo aen la Casa Llotja de Mar de Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad