Otro consejero de Pescanova causa baja ante la CNMV

stop

Ana Belén Barreras, representante de Transpesca, ya no figura como consejera dominical

20 de mayo de 2013 (14:06 CET)

Otra baja en Pescanova. Ana Belén Barreras ya no figura como consejera dominical de la multinacional en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), si bien todavía no existe en los registros del supervisor bursátil ningún hecho relevante que acredite su cese.

La de Barreras sería la tercera dimisión en el consejo de administración de Pescanova desde que comenzó la crisis de la pesquera. Aunque en los datos del supervisor bancario relativos a la composición del consejo de administración no aparece ya el nombre de Barreras como consejera, fuentes de la firma gallega aseguran que no ha habido ningún tipo de comunicación sobre su cese. "No hay novedades", indican.

De hecho, como administrador concursal, debería ser Deloitte quien informase a la CNMV que se ha producido un cese. Por el momento, ese anuncio no se ha hecho.

Basagoiti y García

Desde que comenzó la particular crisis de Pescanova, el primero en abandonar el barco fue Antonio Basagoiti, presidente no ejecutivo de Banesto, que el pasado 30 de abril presentó su renuncia ante la CNMV. El empresario formaba parte del grupo de los críticos con la gestión de Fernández de Sousa y se mostró contrario a la entrada del grupo en concurso de acreedores.

Días después, Jesús Carlos García, hombre hasta ese momento de la confianza del presidente, también presentó su renuncia como representante en el consejo de la Sociedad Gallega de Importación de Carbones (Gicsa) propiedad de Fernández de Sousa.

Al lado del presidente


Ana Belén Barreras figuraba como consejera dominical del grupo gallego aunque no poseía acciones. Representaba a Transpesca, la sociedad de la que es administrador único su padre, el empresario José Alberto Barreras, y participó en todos los consejos de administración que se convocaron desde el inicio de la crisis de Pescanova. Siempre apoyó las decisiones del presidente, Manuel Fernández de Sousa.

La baja de Barreras llega en un momento clave. Tanto Fernández de Sousa como su padre han sido señalados por la Fiscalía Anticorrupción, junto a los también consejeros Alfonso Paz-Andrade y José Antonio Pérez-Nievas. El Ministerio Fiscal quiere que el juez Pablo Ruz impute a José Alberto Barreras por un supuesto delito de uso de información privilegiada.

La incógnita de Barreras

El controvertido empresario dueño de Montebalito y perteneciente a una saga empresarial viguesa entró en Pescanova a través de un crédito con pignoración de acciones a favor de La Caixa (hoy Caixabank). No obstante, para hacer frente a los plazos de esa financiación fue desprendiéndose de paquetes en sucesivas ventas, hasta dejar a cero su participación en Pescanova.

Una investigación de la CNMV revela que José Alberto Barreras vendió a través de Transpesca, entre el 11 de enero y el 6 de febrero de este año, un total de 700.000 acciones a un precio de 16,02 euros, lo que supuso un ingreso de 11,21 millones de euros. Evitó la pérdida de 6,3 millones.

Transpesca

Por el momento, la situación real de Barreras en Pescanova es una incógnita. Diversas fuentes informan que no ha presentado su dimisión y, si bien Deloitte no ha hecho ninguna comunicación al respecto, su nombre no aparece ya en los registros de la CNMV.

Según informa Faro de Vigo, Transpesca, que ya no posee acciones en Pescanova, entró oficialmente en concurso de acreedores el pasado 27 de febrero, dos días antes de que De Sousa informase a sus consejeros de que había un serio riesgo de no poder pagar el vencimiento de un crédito.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad