Pedro Sánchez se erige en alternativa a "la fractura independentista"

stop

HACIA EL 27S

Pedro Sánchez junto a su mujer, Begoña Gómez

Barcelona, 21 de julio de 2015 (00:00 CET)

Los socialistas saben de lo que hablan. Han sido coprotagonistas del pasado reciente de Cataluña, y arrastran errores importantes, pero también los logros de su gestión histórica.

Ante la inminencia de las elecciones catalanas, Pedro Sánchez, el líder del PSOE, ha rechazado que Cataluña esté ante un callejón sin salida, y ha clamado contra "la fractura independentista". La solución, a su juicio, es una reforma en clave federal de la Constitución que resuelva las diferentes carencias de las instituciones españolas, y que pueda, también, mejorar la situación de Cataluña.

No al callejón sin salida

Sánchez, que se ha ido consolidando al frente del PSOE, y que, según las distintas encuestas, podría ser el próximo presidente del Gobierno con la ayuda de los partidos emergentes, Podemos o Ciudadanos, ha insistido este martes en el foro Tribuna Barcelona que se debe encontrar una vía alternativa. "El federalismo logra combinar union con diversidad, reconoce los sentimientos y la diversidad de las identidades", ha afirmado.

Los socialistas tratan de animar el cotarro. Ante una representación empresarial y social, el líder del PSOE ha pedido al conjunto de la sociedad catalana que reaccione. "No estamos ante un callejón sin salida, hay margen para la negociación y el pacto, porque no estamos obligados a escoger entre el inmovilismo de la situación actual y el radicalismo de un proyecto independentista".


El PSC, atrapado

Sin embargo, ese mensaje no acaba de calar en Cataluña, donde el PSC sigue en una situación complicada, atrapado entre la opción de la candidatura independentista y la lista de la izquierda alternativa que representa ICV y Podemos.

Todo, antes que la "irresponsable radicalización independentista". Según Sánchez lo que ha puesto en marcha Artur Mas puede derivar en una situación límite. "El 27S generará fractura social en Cataluña y fractura entre catalanes y el resto de españoles", ha incidido Sánchez.

Sin frentes contra nadie

La presencia del secretario general del PSOE en Cataluña será cada vez más intensa. El PSC, consciente de su realidad en estos momentos, desea incidir en la política a través de su propio espacio, sin buscar un frente ni con Ciudadanos ni con el PP, y con la vista puesta en el 28 de septiembre, que es cuando se deberá formar el próximo Govern de la Generalitat.

Pero para poder ocupar un espacio sólido necesita presentar también al PSOE como una opción útil para el resto de España. De hecho, Sánchez protagoniza ya la propia campaña de las elecciones generales, que el presidente Mariano Rajoy convocará, previsiblemente, a finales de año. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad