Adiós a B.B. King, el rey del blues

stop

El genio americano fallece en Las Vegas a los 89 años tras varios días hospitalizado a causa de sus problemas con la diabetes

B.B. King, durante un concierto

15 de mayo de 2015 (09:45 CET)

B.B. King, uno de los grandes reyes del blues junto a Albert King y a Freddie King, ha fallecido a los 89 años de edad en Las Vegas, según confirmó esta madrugada su abogado.

El aclamado músico cayó enfermo el octubre pasado en uno de sus conciertos debido a una deshidratación y síntomas de agotamiento, por lo que tuvo que cancelar el resto de su gira. A principios de abril fue hospitalizado al agrabarse los problemas de salud relacionados con la diabetes que sufría desde hace más de 20 años. Hace tan sólo unos días que había vuelto a ser hospitalizado.

Lucille

B.B. King, a pesar de su enfermedad, que lo dejó en jaque en más de una ocasión, tocó hasta el final de su vida y, con 89 años, era habitual verlo en carretera, en sus giras interminables. Su idilio con la guitarra comenzó cuando tenía 12 años y adquirió su "primer gran amor", por tan sólo 15 dólares.

Con su mítica guitarra Lucille, una Gibson ES-335, llegó a lo más alto en el blues. El nombre del instrumento, también tiene historia, como King. En un concierto en Arkansas, un incendió obligó a desalojar la sala en la que tocaba el músico. Cuando estaba fuera del recinto se dio cuenta de que había dejado la guitarra dentro y volvió a buscarla, a pesar de que las crónicas cuentan que estuvo a punto de morir en el intento.

Más tarde, le dijeron que el fuego había sido provocado por dos hombres, que se pelaban por una mujer: Lucille, que puso nombre al instrumento más famoso de King.

Ídolo de grandes músicos

B.B. King marcó para siempre el sonido del blues moderno, el que explotó el Chicago y marcó a toda una generación. Inspiró a otros grandes como Eric Clapton o Mike Bloomfield, y se fue de gira con los Rolling Stones. Hombre de carretera y manta, al año firmaba más de 250 actuaciones.

Nacido en Misisipi, deja más de 50 discos a sus espaldas y éxitos como Three O´Clock Blues, o The Thrill is Gone. También colaboraciones históricas, como el dueto When Love Comes to Town, firmado junto a U2 en 1989.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad