Agbar contrata a Cristóbal Martell para obligar a Acciona a pedirle perdón

stop

COMPARECENCIA DEL DIRECTOR GENERAL DE ATLL

Cristina Farrés

De izquierda a derecha, el presidente de Agbar, Ángel Simón, el penalista Cristóbal Martell y el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales
De izquierda a derecha, el presidente de Agbar, Ángel Simón, el penalista Cristóbal Martell y el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales

en Barcelona, 10 de abril de 2015 (13:23 CET)

La guerra del agua en Cataluña ha incorporado a uno de los letrados estrella del país: Cristóbal Martell. Agbar ha fichado al penalista de los grandes casos de corrupción para forzar a Acciona a reconocer que la compañía no se apropia del canon de los servicios de Aigües Ter Llobregat (ATLL) que factura cada mes a los 3,5 millones de personas que viven en Barcelona y su ámbito de influencia.

Entre la lista de clientes del famoso penalista está la familia Pujol, a la que representa en todas las causas abiertas (desde la fortuna familiar escondida en Andorra al caso ITV); al ex presidente del FC Barcelona, José Luis Núñez, y a su hijo en el caso Hacienda; al ex tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, en el caso Bárcenas; a  Álvaro y Miguel Tejeira, cuñados del ex socio de Urgangarin en el caso Nóos; a Manuel Bustos en el caso Mercurio; e incluso al astro del Barça Leo Messi.

Requerimiento al director general de ATLL

Martell ya ha movido la primera ficha para obligar al grupo de los Entrecanales a entonar el mea culpa. El letrado ha requerido ante el Juzgado de primera Instancia de Sant Feliu del Llobregat (Barcelona) la comparecencia del director general de ATLL Concesionaria, Alfredo Gutiérrez Zavala, "para que se retracte de las manifestaciones referenciadas".

El escrito remitido al tribunal, al que ha tenido acceso Economia Digital, alude a una carta que la filial de Acciona envió a los ayuntamientos que reciben agua de la red de ATLL en que manifestaba que Agbar acumulaba impagos del servicio desde el pasado agosto.

Reclamó al grupo dirigido por Ángel Simón 65 millones de euros por los atrasos.

Alarma municipal

El documento firmado por Martell indica que "han sido varios los ayuntamientos que se han dirigido a las empresas de Agbar [las filiales territoriales] alarmados por la mendazmente descrita situación de impago y ante la eventual responsabilidad que ello pudiera derivarse para el consistorio" y que se abre la puerta a que la ciudadanía infiera que la empresa defrauda a la ciudadanía.

Por ello, exige a Gutiérrez Zavala a restituir el honor de la compañía.

Debate sobre la validez de la concesión de ATLL

Tras esta pugna judicial se enmarca en el debate sobre la validez del contrato de concesión que Acciona mantiene con la Generalitat.

El grupo de los Entrecanales y el Gobierno catalán hacen oídos sordos a las sentencias que ratifican la exclusión de Acciona de la licitación y, por ello, Agbar ha decidido abonar los 45 millones del servicio a la Generalitat, "el adjudicatario legítimo del contrato de gestión de servicios de abastecimientos en alta".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad