Ana Mato dimite por su implicación con el 'caso Gürtel'

stop

La vicepresidenta del Gobierno asume la cartera de Sanidad hasta que se nombre un sucesor

La ministra Ana Mato durante una comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy I EFE

26 de noviembre de 2014 (19:54 CET)

Ana Mato dimite. La titular de Sanidad, que había estado varias veces en el disparadero, ha abandonado el cargo después de que el magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz la haya implicado directamente en el 'caso Gürtel'. La ya ex ministra habría tomado la decisión tras conversar esta tarde de forma privada con Mariano Rajoy.

Ruz considera que Mato era "partícipe a título lucrativo" en la trama corrupta. En un auto cuyo contenido se ha conocido este miércoles, se apunta que la ministra se benefició de los hechos delictivos que cometió su entonces marido --ahora están separados-- y ex alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda.

No sabía nada

Mato emitió el miércoles por la tarde un comunicado a través del Ministerio de Sanidad en el que, tras señalar que el juez no le imputa ningún delito ni le "atribuye responsabilidad penal alguna" e insistir en que no tuvo "conocimiento de ningún delito que se haya podido cometer", anunciaba que había presentado su renuncia al cargo de titular de Sanidad.

"He decidido presentar mi dimisión como ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad", dice e insiste en que el juez solo le comunica la resolución "a efectos meramente civiles como consecuencia".

"No quiero, bajo ningún concepto, que mi permanencia en esta responsabilidad pueda ser utilizada para perjudicar al Gobierno de España, a su presidente ni tampoco al PP". Este jueves se celebra un pleno monográfico sobre la corrupción en el Congreso, una sesión que hubiera sido más dura para el Ejecutivo con Mato en la bancada azul. No obstante, la silla de la ex ministra estará vacía. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asumido la cartera de Sanidad hasta que se nombre a un sucesor en los próximos días.
 
A la segunda dimisión va la vencida

La ministra, muy cuestionada en los últimos tiempos por su gestión, como ocurrió en el caso de ébola, ya presentó la dimisión en febrero de 2013 al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien entonces se la rechazó. Advertida de que en pocas horas se conocerían las conclusiones del informe policial que probaría pagos de Gürtel a su familia, Mato reconsideró su permanencia en el Gobierno y se desplazó a Moncloa tal y como ha hecho hoy.

En aquel encuentro, Rajoy le mostró un apoyo cerrado. Además le ofreció garantías de que el Ejecutivo la respaldaría públicamente. Unos días después, el presidente hizo mención especial a Mato en el comité extraordinario del Partido Popular (PP). "Sabemos por lo que estás pasando", dijo. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría también la respaldó. Con estas garantías, la ministra decidió mantener la agenda pública. No obstante, el apoyo parece haberse resquebrajado.

Críticas por su permanencia 

Mato había sido la autora del código ético del PP. Ese documento detalla cómo deben comportarse los miembros de la formación si son señalados por presuntos escándalos de corrupción. En él se lee que deberán abandonar los cargos públicos si las sospechas son suficientes a la espera de una sentencia. Algunas voces de peso en el PP han sido muy críticas con la permanencia de Mato en el cargo.

El ex alcalde de Pozuelo y ex marido de la hasta ahora ministra , Luis Sepúlveda, recibió más de medio millón de euros de la trama Gürtel en regalos para él, sus hijos y su esposa. Así consta en el informe final que Hacienda remitió al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Tras examinar los ejercicios fiscales de 2000 a 2005, la Agencia Tributaria estimó que Sepúlveda percibió 546.457,73 euros que nunca llegó a declarar.

Pese a ello, confirmaba la conclusión de informes anteriores de que en ninguno de los ejercicios alcanzó una cuota defraudada de 120.000 euros, por lo que no llegó a cometer delito fiscal. El ejercicio que más cerca se quedó fue el de 2003, cuando dejó de pagar a Hacienda 106,783 euros.

Los regalos de la trama Gürtel 

Hacienda no incluía en esas cuentas lo que Gürtel pagó para la campaña de Sepúlveda en las municipales de 2004, ya que estima que no se puede considerar un pago a su persona, sino a la candidatura cerrada del Partido Popular que él encabezaba.

Lo que sí incluía el informe eran los numerosos viajes, cumpleaños y comuniones de la familia Sepúlveda-Mato que fueron abonados por la trama encabezada por Francisco Correa. Hacienda considera como percibido por Sepúlveda un regalo por valor de 610 euros que Gürtel hizo a Ana Mato. La explicación de la Agencia Tributaria es que la hoy ministra y ya entonces dirigente del PP lo recibió por ser esposa de Sepúlveda.

"Se ha de suponer que la organización de Correa tiene esta atención con la señora Mato por la relación que mantiene (la organización) con Sepúlveda, razón por la que se computaría fiscalmente a él", decía Hacienda.

Uno de los regalos más llamativos de la trama a Sepúlveda, a finales de 1999, fue un automóvil Jaguar. Mato siempre ha dicho que no sabía nada de ese coche de lujo en el que viajaba su ex marido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad