Ángel Colom y el resto de exculpados

stop

El juez retira la imputación a las mujeres de Millet y Montull, así como al director de Comunicación del Ayuntamiento de Barcelona

16 de julio de 2013 (13:51 CET)

La lista de imputados que desfilarán por el banquillo de los acusados del caso Palau la conforman 17 personas. Entre ellas, destacan los dos ex patronos del Palau de la Música --Félix Millet y Jordi Montull--, dos políticos de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) --el ex tesorero del partido, Daniel Osácar, y el ex diputado Jaume Camps-- y varios empresarios y cargos del Palau.

Sin embargo, existe otra lista que enumera a las personas que han quedado finalmente fuera del proceso. En ella, figura el político convergente Àngen Colom; las esposas de Millet y Montull y hasta un alto cargo del Ayuntamiento de Barcelona.
 
El 'caso Colom'
 
El magistrado asegura que Millet dispuso fondos al servicio de dos personas, Ángel Colom y Esteve Escuer, militantes de CDC. El juez apunta que ambos conocían el carácter “dadivoso” del dinero que recibieron, aunque asegura que tampoco debían saber su origen.
 
Colom recibió en fecha 15 de septiembre de 2000 la suma de 12.500.000 pesetas (75.126,51 euros), con cargo a fondos de la Fundació Orfeó Català. Esta cantidad correspondía a un convenio de pedagogía “inexistente” entre dicha entidad y la Fundació Privada Espai Catalunya, que nunca se constituyó. Escuer, por su parte, recibió 13.000 euros para la campaña de las elecciones municipales del 2007 de la localidad de Ametlla del Vallès (Barcelona), residencia de Millet. El político ha depositado la misma cantidad en el juzgado como compensación.
 
El magistrado decide no imputar a los políticos como responsables civiles de los hechos porque la Fundació Orfeó Català y la Associació Orfeó Català “ha formulado expresa reserva de la acción civil”.
 
Responsables civiles
 
Las esposas de Millet y Montull también se han salvado de la imputación, aunque permanecerán en la causa como responsables civiles. “No cabe discutir que tanto Marta Vallés como Mercedes Mir se beneficiaron de dinero ilícitamente”, asegura el juez Pijuán en el auto.

El magistrado reconoce que no constan “indicios bastantes de que tuvieran cabal conocimiento de la mendacidad de la facturación y de su utilización para desviar fondos del Palau”.
 
Ayuntamiento de Barcelona

El actual director de comunicación del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Puig, también estuvo en el ojo del huracán. Se le acusaba de realizar una factura falsa a través de su firma Emocional Base que serviría para desviar fondos a CDC. El importe del recibo era de 60.000 euros.
 
El juez ha decidido retirarle la imputación después de que haya aportado documentación fiable y con una explicación razonable. Todo ello, “desvirtúa los débiles indicios incriminatorios”.
 
La lista de exculpados la completan algunos empresarios y trabajadores del Palau.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad