Anticorrupción acusa a Pujol de pedir 30.000 euros a la trama ITV

stop

'CASO ITV'

Oriol Pujol, Anna Vidal, Ricard Puignou y Sergi Alsina

13 de enero de 2014 (14:28 CET)

La Fiscalía Anticorrución ha pedido la imputación de Oriol Pujol y de su esposa, Anna Vidal Maragall, en una pieza separada que se desprende del caso ITV. En el escrito, se acusa al ex secretario general de CDC y a su cónyuge de un delito de cohecho.

Anticorrupción acusa a Pujol de solicitar 30.000 euros a Ricard Puignou, uno de los empresarios implicados en la trama, por votar a favor de la la ley de seguridad industrial, según fuentes judiciales. El empresario, junto con otros, intentaba asegurarse la entrada en el sector después de que el tripartito plantease una apertura regulada de las concesiones.

Acusado de tráfico de influencias

El hijo del ex presidente del Govern Jordi Pujol y actual diputado del Parlament de Catalunya por CiU ya estaba encausado por tráfico de influencias en la trama principal del caso. Según el fiscal, el político convergente habría presionado para colocar a gente afín en cargos estratégicos de la administración pública. El objetivo era lograr la adjudicación de estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a dedo.

Anticorrupción también ha solicitado la imputación de su mujer, Ana Vidal Maragall, por el mismo delito. La cónyuge de Pujol no estaba hasta ahora acusada de ningún delito, aunque sí declaro ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) en calidad de testigo en la pieza principal. La Fiscalía también ha solicitado la imputación por el delito de cohecho de Sergi Alsina y del propio Puignou.

En un informe, la Agencia Tributaria pone luz al entramado de los pagos sobre este asunto. Puignou habría realizado ingresos desde una sociedad en extranjero por valor de 80.000 euros a Alta Partners, empresa de Alsina. Posteriormente, Anna Vidal facturó a la firma 40.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad