Artur Mas se acerca al PSC y pide a Navarro que sea conseller

stop

DERECHO A DECIDIR

Pere Navarro y Artur Mas, en una imagen de archivo./EFE

22 de marzo de 2013 (12:32 CET)

El President Artur Mas desea llegar a un acuerdo con el Gobierno de Mariano Rajoy para celebrar la consulta soberanista. Admite que se trata de una cuestión difícil, complicada, pero lo quiere intentar, siguiendo el modelo de Escocia con el Reino Unido, que ya tiene fecha para el referéndum el 18 de septiembre de 2014. Es es el camino que defiende desde el primer momento el PSC.

Mas considera que el diálogo debe ser una constante de su gobierno, aunque en la campaña electoral del 25N, afirmara que el referéndum se debía celebrar “sí o sí”. La cuestión sobre si esa consulta, acordada con Esquerra Republicana, se debía enmarcar en un marco legal, Mas no la puso nunca en duda. Pero mantuvo la ambigüedad sobre si esa legalidad debía ser la de la Constitución, o la que permitiera una ley catalana de consultas. Y, ahora, Mas quiere apostar por las dos vías, pero especialmente explorará un acuerdo con el Gobierno de Mariano Rajoy.

El margen de Montoro

El jefe del gobierno catalán ha señalado, en una entrevista en Rac1, que ese es el camino que seguirá a partir de ahora, después de recibir este jueves una buena noticia. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha escuchado a Catalunya y al resto de comunidades autónomas, y en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera secundó que el margen de déficit que obtenga por parte de la Comisión Europea se traslade a las autonomías.

Con ese respiro, y en función de cómo se concrete el porcentaje de déficit para 2013, la situación financiera de la Generalitat se podría aliviar.

Junqueras y Navarro, consellers

Mas, sin embargo, sigue reclamando la implicación de otras fuerzas políticas. Y, aunque ha querido recordar “el punto de partida” de su gobierno, en 2010, heredando el déficit muy elevado por parte del tripartito –sus lamentos han sido tibios en comparación con lo que piden algunos dirigentes de CDC, partidarios de cargar contra el PSC por la deuda de la Generalitat-- se ha mostrado dispuesto a integrar a los socialistas en el Govern.

La apuesta de Mas es que el primer secretario del PSC, Pere Navarro, u otros dirigentes socialistas, pudieran ser consellers. También se ha referido a la posibilidad de que lo sea Oriol Junqueras, el líder de ERC. “Digo lo que manifesté desde inicio del mandato, y es que este país necesita de todos para salir adelante”, ha asegurado.

Presupuesto de 2013

Pero poco a poco la aproximación al PSC es más clara. Desde que el PSC decidiera votar la resolución de CiU a favor del derecho a decidir en Madrid, en contra del PSOE, y votar también la misma resolución en el Parlament, alcanzando una mayoría de 104 diputados, sectores de Convergència consideran que ha llegado el momento de contar con los socialistas.

Las dos fuerzas políticas están de acuerdo en el derecho a decidir, en convocar una consulta –ahora lo defiende claramente Mas-- siempre que se alcance un acuerdo con el Gobierno central. Y ahora, si se produce esa salida por parte de Montoro, con un mayor margen de déficit, podrán también acercarse sobre el presupuesto de 2013.

También está Esquerra Republicana, que mantiene su pacto de gobernabilidad con CiU, y que Mas ha defendido, pese a algunas diferencias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad