Artur Mas sobre el 9N: "Me confieso democráticamente rebelde"

stop

Respuesta a la imputación

Artur Mas, el 9 de noviembre de 2014, tras de la consulta independentista por la que le han inculpado. / EFE

en Barcelona, 30 de septiembre de 2015 (09:46 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha respondido este miércoles a su imputación por desobediencia por el 9N y ha negado haber cometido dicho delito. Sobre si se declara culpable, Mas ha respondido de forma tajante: "No. Legalmente yo no desobedecí. Políticamente, hubo una rebelión democrática contra el Estado español, y 2,3 millones de personas fueron a votar" el 9 de noviembre pasado.

"Me confieso democráticamente rebelde contra el Gobierno por no habernos dejado poner las urnas", ha añadido. El president ha insistido en que no cometió desobediencia el 9N porqué el dictamen del Tribunal Constitucional fue posterior a la decisión de poner las urnas, y cuando el Govern preguntó qué es lo que debía parar, el TC no contestó.

El 9N está superado por el 27S

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Artur Mas ha asegurado que es víctima de un juicio político. A la primera pregunta, que ha sido "¿imputado?", ha respondido con sorna: "Finalmente. Lo han buscado".

Para el presidente, la causa contra Joana Ortega, exvicepresidenta del Govern, Irene Rigau, consejera de Educación, y él mismo, no tiene sentido porqué "el 9N está superado por el 27S", ya que, según su opinión,  como la consulta no tenía carácter legal, fue sustituida por unas elecciones de carácter plebiscitario.

El diálogo está abierto

Las relaciones de Mas con el Gobierno son nulas pero el presidente catalán no ha cerrado la puerta a reabrir los contactos con Rajoy. "El diálogo no está roto, y menos por nuestra parte. Ya lo dije la noche electoral", ha asegurado Artur Mas.

No obstante, ha criticado que ningún líder español –ni Rajoy ni Pedro Sánchez ni Pablo Iglesias– le han felicitado después del 27S ni han respondido a sus llamadas. Desconoce, ha confesado, si han felicitado al número uno de la lista Junts pel sí, Raül Romeva.  

No renuncia a ser 'president'

Otro diálogo que, aunque no está abierto, se va a abrir en breve, son las conversaciones con la CUP para buscar un acuerdo de Govern o para su investidura. "Hay que hablar con ellos. Nosotros no podemos imponer toda nuestra hoja de ruta. Sin embargo, la CUP tiene que entender que puede influir, y debe hacerlo, pero sabiendo que hay más de 1,6 millones de personas que han votado a una candidatura y más de 300.000 que han votado por otra", en referencia a la diferencia de votos a favor de Junts pel sí.

Preguntado sobre si no acepta que la CUP pida que él no sea presidente, ha dicho que se refería a la hoja de ruta, sin referirse a personalismos. En este sentido, Mas se ve legitimado para ser president y ha recalcado que el acuerdo de Junts pel sí incluye que él sea presidente. ¿En qué cederán? "Ahora no puedo responder, porque no represento a un partido, represento a una coalición muy diversa".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad