Artur Mas toma posesión como nuevo presidente de la Generalitat

stop

El convergente se autodefine como “una pieza más en el engranaje de la construcción nacional de Catalunya” durante su discurso de investidura

Montilla pone la medalla de presidente a Mas

27 de diciembre de 2010 (13:06 CET)

Artur Mas es oficialmente desde las doce del mediodía de este lunes el 129 presidente de la Generalitat. En una investidura en qué ha añadido “con plena fidelidad al pueblo catalán” a la forma tradicional de jurar el cargo (según se apunta, en referencia a los recortes del Estatut en el Tribunal Constitucional), el convergente se ha autodefinido como “una pieza más del engranaje de la construcción nacional de Catalunya” y ha señalado que se siente “en deuda” con la confianza que se ha depositado en un proyecto político “con muchos deberes que cumplir”.

Haciendo referencia una vez más a la rueda de barco que un pescador de Premiá de Mar le regaló, ha prometido cumplir al dedillo el estandarte “cabeza fría, corazón caliente, puño firme, pies en el suelo”, el nuevo presidente ha recalcado que en los ocho años en que ha liderado la oposición “he cruzado Catalunya y la he conocido a fondo” y que se siente "un constructor de la nación catalana".

Así, se ha comprometido a liderar “un país lleno de problemas” y ha afirmado que “cualquier persona que piense que puede aportar alguna cosa para remontar el país tiene el deber moral de ponerlo encima de la mesa y ponerla al servicio de Catalunya”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad